Biografía de Jorge Cardona

Desde mis comienzos hasta ahora

Jorge Cardona comenzó a practicar tenis de mesa desde muy pequeño. En todas las competiciones que se disputaban en Aragón ya veíamos a un niño jugando con una pala y una pelota acompañando siempre a sus padres Antonio y Myriam a cualquier acontecimiento de tenis de mesa. Destacaba, además de su juventud, el aparato metálico que llevaba a lo largo de sus piernas para corregirle un defecto en sus tobillos. Ahora, y después de muchas horas de entrenamiento y competición, Jorge se ha convertido en el referente nacional e internacional del tenis de mesa aragonés.

Sus inicios, de la mano de sus padres en el club Argón 73, ya eran prometedores y poco a poco comenzó a destacar por sus buenos resultados. Consiguió todos los títulos de Aragón en las categorias bejamines y alevines con el School Zaragoza TM, así como varios títulos nacionales, convirtiéndose en un asiduo en el Top 10 nacional de su categoría. Gracias a sus resultados fue seleccionado por la Real Federación Española de Tenis de Mesa para el Campeonato de Europa Infantil que se disputó en Moscú en 2002, siendo el primer jugador aragones que disputaba una prueba de este nivel.

Por entonces todavía era un niño bastante introvertido y no quería oír hablar de participar en competiciones para discapacitados físicos; su interés se centraba en competir en el tenis de mesa convencional, con deportistas sin discapacidad, para lo que tenía que redoblar sus esfuerzos. A partir de ese momento, tras el paso a su actual club, el Publimax CAI Santiago TM, Jorge cambió radicalmente su forma de entender el tenis de mesa en todos los aspectos y, ante la insistencia de sus padres, de los técnicos del club y del seleccionador nacional, decidió probar la aventura del tenis de mesa para personas con discapacidad.

Esta decisión fue determinante para su carrera deportiva. Desde el primer momento e incluído en la clase 10, la de menor discapacidad, Jorge comenzó a disputar torneos nacionales e internacionales consiguiendo excelentes resultados en todos ellos. En poco tiempo se aupó a los puestos altos del ranking mundial y logró varias victorias en diferentes Torneos Protour (Argentina, Croacia, Eslovenia, Eslovaquia…) llegando su primer gran resultado internacional en el Campeonato de Europa de 2007 en Eslovenia donde, formando pareja con el que viene siendo su habitual compañero de viaje desde entonces, el granadino José Manuel Ruiz, logró hacerse con la medalla de oro por equipos.

Pero el logro más importante de su carrera hasta entonces llegaría en los Juegos Paralímpicos de Pekín de 2008 donde se colgó la medalla de plata en la prueba de equipos. En su primera participación paralímpica, siendo uno de los jugadores más jóvenes del torneo, conseguía la que, posiblemente, sea una de las preseas que con más cariño conserva. A partir de entonces, y ya de lleno en la competición adaptada, comenzó una nueva etapa: cuatro años de preparación para los siguientes juegos, Londres 2012.

Para ello hubo que planificar meticulosamente sus entrenamientos, no bajar la guardia en ningún momento y seguir compitiendo tanto en la liga nacional con su club como en los distintos torneos internacionales necesarios para sumar los puntos que le otorgasen la clasificación para los Juegos. En este periodo revalidó la medalla de oro en los Campeonatos de Europa de 2009 en Italia además de numerosos triunfos en torneos internacionales; acudió a concentraciones intensivas con la selección española y, en definitiva, soportó una gran carga de trabajo para alcanzar el gran objetivo que se marcó cuatro años antes: volver de Londres con una nueva medalla. No fue la plata, pero sí el bronce, lo cual supuso para Jorge el reconocimiento a toda una vida dedicada al tenis de mesa: dos Juegos Paralímpicos, dos medallas.

Después de once años compitiendo al máximo nivel, poco queda ya de aquel chico que se estrenó en Pekín. Recientemente, y a pesar de las lesiones que le mantuvieron alejado algunos meses de la competición, ha conseguido ganar de nuevo una medalla de plata en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro.